Conoce nuestro Proyecto Pedagógico

Conoce como trabajamos

Metodología de trabajo

La Guardería Sant Nicolau se caracteriza por valorar la formación integral del niño trabajando para que este crezca armónicamente y acompañado en todo el proceso de aprendizaje. Se le ayuda a desarrollar su propia autonomía a través de los hábitos.
Se procura una educación personalizada y el seguimiento individual de cada alumno. Se atiende a la diversidad de ritmos evolutivos y de desarrollos intelectuales.
El equipo de maestros y educadoras tituladas vela para detectar y atender precozmente posibles necesidades especiales, favoreciendo la integración de los niños y niñas con necesidades educativas específicas.

La Guardería Sant Nicolau cuenta, adicionalmente, con un departamento de orientación psicopedagógica para atender las necesidades especiales.
Se potencia la experimentación. Se quiere que los infantes progresen mediante actividades de exploración y de experimentación y por medio de la manipulación de diferentes objetos y materiales. El niño y la niña observa, toca, huele, etc. para llegar a un descubrimiento significativo del entorno.

Actividad

Toda la actividad de inglés se hace oral y de manera participativa. Los niños y niñas cantan canciones, se les enseña vocabulario a partir de "flash cards" (bits) y cuentos. Todo esto lo hacen en compañía de Monkey (un peluche). Haciendo inglés conseguimos que los infantes se vayan sensibilizando en una nueva lengua y les suene su fonética.
En la Guardería la psicomotricidad permite que los niños puedan crecer y desarrollarse armónicamente. Movernos, experimentar con el propio cuerpo, hablar y pensar son necesarias para desarrollarnos.
Durante los tres primeros años es importante desarrollar la globalidad. Ninguna función es más importante que otra. Todo contribuye a formar la identidad biológica, corporal, sensorial, afectiva del "yo".
Los niños y niñas de estas edades tienen una especial receptividad hacia la música y su entorno. Les gusta cantar, escuchar, moverse, bailar, tocar... Todas las actividades relacionadas con la música suponen un estímulo que debemos aprovechar para potenciar desde una vertiente lúdico-educativa.

La canción, la audición, los juegos de falda, la danza... ayudan a sensibilizar a los niños hacia el lenguaje musical. Desarrollan la atención, la concentración, la imaginación, la creatividad y la coordinación, a la vez que suponen una fuente de conocimiento y transmisión de nuestra cultura popular.

Todas estas actividades que se realizan en la clase son complementadas con un maestro de música que nos lleva instrumentos de aquí y de todo el mundo (guitarras, flautas, campanas, didjeridu, bongos, tambor oceánico, y muchos más).

Los niños y niñas de P1 hacen una salida a final de curso. Los niños y niñas de P2 hacen salidas relacionadas con las unidades didácticas que se trabajan en la clase.
Los infantes también tienen la opción de hacer natación.
Se trabaja siempre con el monitor/a dentro del agua, con el fin de dar confianza al niño.

¿Quieres saber más?

Pide tu entrevista.
Hacemos visitas personalizadas y matrícula abierta durante todo el año.